logo

Los Valles CC nunca se detiene. Se mueve continuamente en las Redes Sociales para compartir una experiencia única con sus usuarios. Síguenos, no te quedes fuera.

Síguenos

Síguenos
 
SALUD Y BIENESTAR

Conducción invernal

Conducción invernal

Cada otoño y cada invierno pasa lo mismo: un día viene el mal tiempo y nos pilla desprevenidos. Los consejos que se dan una y otra vez no siempre se recuerdan y a veces ocurren episodios desagradables que ocupan todas las portadas pero en realidad son perfectamente evitables. Por eso vamos a refrescaros de nuevo la memoria sobre conducción con nieve, sobre hielo o incluso ambas, que también es muy típico.

 

Cuando nieva, los neumáticos pierden adherencia al asfalto, por eso es recomendable evitar circular si es posible. A continuación, te damos unos consejos en caso de que tengas que conducir con nieve, para garantizar tu máxima seguridad. Si estás planeando un viaje, síguelos atentamente para evitar accidentes y garantizar tu seguridad

  • Neumáticos: Son el único punto de contacto entre la vía y el vehículo, por ello deberán contar con la máxima profundidad del dibujo posible y no ser muy anchos, comprueba su estado y presión, siguiendo siempre las recomendaciones del fabricante y recuerda que existe una amplia gama de neumáticos de invierno pensados para circular por nieve pero también para temperaturas baja.
  • Disminuir velocidad y aumentar distancia de seguridad: sobre todo por la mañana ya que puede haberse formado hielo, dificultando aún más la adherencia de los neumáticos en el asfalto.
  • Arranque suave: en coche de diésel se arranca en primera y sin acelerar. En coche de gasolina se acelera un poco y se suelta el embrague con suavidad.
  • Para frenar: es importante la retención del motor (levantar del pie del acelerador) junto con una frenada suave para no perder el control del vehículo. No obstante, en caso de una parada de emergencia o que el coche patine, deberemos pisar el pedal de freno con fuerza aunque éste rebote. El objetivo es que conduzcas de forma regular para que utilices el freno lo menos posible. Las pastillas de freno pueden perder eficacia con la humedad así que comprueba de vez en cuando su correcto funcionamiento presionando el pedal del freno con un suave toque, siempre que las condiciones de la vía y la circulación lo permitan.
  • Lunas del vehículo: Si coges el coche a primera hora de la mañana, retira el hielo de la luna antes de comenzar la marcha.

En esta época de nieve, es importante que conozcas todos los secretos para evitar accidentes. Si quieres saber más, visita nuestro post sobre conducción en invierno.